*

X

El queso es delicioso, pero ¿tiene el mismo efecto que una droga?

Salud

Por: PijamaSurf - 09/09/2017

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción

Para algunos, el queso es el alimento más delicioso que puede acompañar todo tipo de platillo, desde tacos, tortas, quesadillas, chilaquiles y enchiladas hasta queso con aceitunas para picar. Es simplemente un añadido que enaltece toda una experiencia culinaria; sin embargo, ¿cuán saludable es consumir queso?

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción. Se trata de una sustancia potente que contiene caseína, la cual desencadena los receptores de opioides en las neuronas cerebrales y desarrolla el patrón sináptico de las adicciones.

Esto se descubrió gracias a la Escala de adicción a alimentos de Yale, en donde 120 estudiantes tuvieron la posibilidad de escoger durante el experimento 35 alimentos de numerosos valores nutricionales. Fue así que los investigadores descubrieron que el queso se encontraba entre los alimentos con mayores niveles de adicción.

Para Erica Schulte, autora de la investigación, la caseína –casomorfina– tiene un rol importante en los receptores de dopamina y constituye un elemento adictivo similar a los opioides. Esto sucede debido a que los alimentos procesados poseen los mismos efectos que las drogas: un incremento en el rango de absorción en el cuerpo. De modo que el abuso de quesos promueve la presencia de carbohidratos refinados o grasas que impactan negativamente en los niveles glucémicos.

Además, se evidenció que estos alimentos promueven una conducta compulsiva similar a la adicción a las drogas: parecería que es imposible dejar de comer cualquier tipo de queso. Esto se relacionó principalmente a la estimulación de los receptores de dopamina, los neurotransmisores que no sólo disminuyen la experiencia del dolor, sino que también incrementan la sensación compulsiva que produce una sensación de bienestar y placer.

¿Quieres fortalecer la mente? Este es el ejercicio que tienes que hacer todos los días

Salud

Por: PijamaSurf - 09/09/2017

El objetivo, explica Ratey, es mantener la agilidad del cerebro mediante un entrenamiento de resistencia para que se fortalezcan los músculos, los huesos y las articulaciones

Tanto el cuerpo como la mente requieren de ciertas actividades que procuren la salud y plenitud biopsicosocial de un individuo. De modo que para desarrollar un equilibrio general a nivel corporal, es necesaria una buena alimentación, descanso óptimo y actividad física cotidiana; mientras que para un equilibrio mental, también es importante tener una buena alimentación, descanso óptimo y ciertos ejercicios que pueden mejorar el estado mental, emocional y corporal.

De acuerdo con el autor de Spark: The Revolutionary New Science of Exercise and the Brain, John Ratey, los ejercicios mentales brindan una serie de beneficios, tales como mejorar la actividad cognitiva, la habilidad de aprendizaje y el crecimiento de células cerebrales; aliviar estrés, enojo, ansiedad y depresión; incrementar la atención y la alerta, y reducir el riesgo de desórdenes neurodegenerativos como Parkinson, Alzheimer y otras formas de demencia.

Para gozar de una salud mental más estable y pura, Ratey recomienda realizar una especie de ejercicios aeróbicos con una intensidad moderada durante 30 minutos 5 días a la semana; y una vez acostumbrado a ese ritmo, incrementar a 6 días a la semana durante 45 minutos. Después, 4 de esos días en una intensidad moderada –a un 65 o 75% del máximo ritmo cardíaco– y luego 2 días en una intensidad alta –75 o 90%. Es importante permitir que el cuerpo y el cerebro se recuperen en los días de descanso. Los ejercicios aeróbicos pueden ser correr, andar en bicicleta, nadar e incluso salir a caminar diario. La idea es realizar una rutina y un estilo de vida que permitan incrementar las conexiones neuronales del cerebro mediante el movimiento motriz.

El objetivo, explica Ratey, es mantener la agilidad del cerebro mediante un entrenamiento de resistencia para que se fortalezcan los músculos, los huesos y las articulaciones. Por ejemplo, hacer artes marciales, gimnasia, danza, yoga, pilates o series de balance tiene un impacto positivo en el sistema cardiovascular y nervioso, y a su vez, en el cerebro. En palabras del autor: “La combinación de retos en el cerebro y el cuerpo tiene mayor impacto positivo que un ejercicio aeróbico por sí solo”. Además, la interacción social siempre provee un boost de motivación y alegría: “El ejercicio construye la base del aprendizaje, y la interacción social la cimienta”.

En conclusión, Ratey recomienda “continuar ejercitándose físicamente y ponerse retos día a día, permitiendo que el programa sea flexible y adaptándose a probar cosas nuevas”.